Blockchain: Los Smart Contracts y sus usos.

¿Qué es un Smart Contract?

Los “Smart Contracts” o contratos inteligentes, son un uso de la cadena de bloques o Blockchain. Esta aplicación permite la redacción, solo en determinadas redes, como Ethereum, la redacción/programación de contratos o acuerdos, de forma que obligaciones sencillas sean ejecutadas automáticas una vez se cumpla una condición. Lo que suele escribirse en un Smart Contract son fórmulas con ”If/then” -en español si ocurre un evento, entonces sucede otro-.

Lo interesante de este tipo de contratos es la posibilidad de que se auto ejecuten sin que deba mediar un tercero, con lo cual son idóneos para cierto tipo de obligaciones como pago de primas de seguro, renting, indemnizaciones por riesgos asegurados, transporte y logística, distribución eléctrica, difusión de contenido multimedia, etc.

Enlazado con lo anterior, advertimos que los Smart Contracts no pueden servir para todo y es difícil imaginar que pueda sustituir la labor de un profesional del derecho, pues como hemos advertido se tratan no de contratos puros, sino de lenguaje de programación que auto-ejecuta las obligaciones acordadas entre las partes previamente en otro documento o de forma verbal. De esta forma, la interpretación en los contratos, y la posibilidad de modificar determinado tipo de clausulados siguen demandando la intervención de profesionales del derecho. Lo que no se puede obviar es que la aparición de esta nueva forma de determinar, redactar y ejecutar las obligaciones necesitará de la formación de las nuevas generaciones de profesionales del derecho o las que ya existen en lenguaje de programación, y así sean capaces de escribir, modificar o entender el script de un Smart Contract.

Posibles usos de los Smart Contracts

Cómo hemos tenido ocasión de comentar previamente, los Smart Contracts pese a que no pueden abarcar todo tipo de relaciones privadas o públicas, sí que pueden destinarse a un amplio número casos, como los que describimos a continuación:

  • Audiovisual o media. Para los repartos de derechos de obtenidos audiovisuales. Por ejemplo, en la música hay aplicaciones como UJO [https://ujomusic.com] que permite el consumo de música sin intermediarios que saquen un valor de las transacciones nada comparable con lo que perciben los creadores. Aquí también podemos hacer uso del ejemplo de Mediachain  [http://www.mediachain.io], comprada por Spotify el año pasado[1]
  • Sistemas de trazabilidad para organizaciones caritativas, ONG’s, y otros, que muestran a los usuarios en todo momento como es gestionada su aportación. Un ejemplo podría ser Giveth [https://giveth.io].
  • Votaciones electrónicas inalterables e infalsificables acerca de contenido creado por autores, y revisado por usuarios, y críticos. In fine, una plataforma social de rating de obras Gilgamesh [https://www.gilgameshplatform.com].
  • Logística y cadenas de suministro, para transportes nacionales e internacionales. Con el uso de esta tecnología ya no será necesario volver a realizar el ingente papeleo que se necesita en los transportes marítimos o aéreos internacionales. OriginTrail [https://origintrail.io]
  • Prueba de existencia de una operación o de titularidad de un documento o bien. Factom [https://www.factom.com] para el caso de bienes tangibles o comerciales, y Po.Et para el caso de creaciones y registro de obras audiovisuales [https://www.po.et]
  • Por último, otra de las cuestiones para la que se está previendo la utilización de éstos, es la gestión de la privacidad por los propios usuarios. A este respecto ya hay desarrolladores que están manos a la obra, como son uPort [https://www.uport.me] y Blockstack [https://blockstack.org].

Por otro lado, advertimos que por lo general los Smart Contracts no se utilizan por individual, sino que las gestiones de las relaciones y ejecución las obligaciones asumidas en el script pasan por la creación de una cadena de los mismos de forma que las relaciones queden recogidas y al final se cree una suerte de efecto mariposa en el que la primera condición en aparecer determinará la ejecución de la obligación relacionada con la misma.

Para finalizar, si estás interesado en saber más sobre otras cuestiones relacionadas con esta interesante función de la cadena de bloques, puedes leer nuestro post “Retos legales de los Smart Contracts” que ha planteado esta disruptiva e innovadora funcionalidad.

[1] https://www.forbes.com/sites/hughmcintyre/2017/04/27/spotify-has-acquired-blockchain-startup-mediachain/#6205857369ee

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s